miércoles, 11 de noviembre de 2009


Echar de menos es la voluntad no cumplida, la complicidad con el tiempo. Que no con las horas y no con la distancia pero sí con la nostalgia con sabor a ausencia. Echar de menos es más que un pensamiento dirigido... Es la parte donde reside mucho más, aunque también mucho menos...
A veces, no hay dolor más fuerte que el no causado, el no sentido y el no vivido. Entonces, es cuando uno se da cuenta de que lo que hace daño no es el sufrimiento, sino el vacío. El hueco de las conversaciones nunca habladas...

lunes, 2 de noviembre de 2009

Pensamientos prestados



"Sensual, creativa. Siento la llama del sexo, la llama de mi mente, las llamas de mi sueño. Una vida como una hoguera. Poder. Pensamientos aleteando en el aire, cortando el aire con alas de acero. Deseo flotante al ritmo de algas. Sueños y fantasías como remolinos de viento, y risas. (…) Y mientras más semejanzas encuentro entre "Henry" y yo, más profundo es el entendimiento entre nosotros y mayor es mi miedo que lo alejen de mi lado. Hay momentos cuando lo veo tan preocupado, tan profundo, tan pensativo, tan bueno, que me pondría a llorar. Y en esos momentos lo adoro. Y cuando los demás lo ven tan sexual, todo carne, expansivo y sudoroso, me pongo frenética. Siempre encuentro en él al erudito, al filósofo, al sensualista, y lo amo y me amoldo a él."


Escrito del diario de Anais Nin (haciéndome eco de sus palabras ella habla por mi)